Grabarte en una conversación con tu pareja no es delito

ana maria peralta

Nuestra compañera de Peraltalaw Abogados, la abogada Ana María Peralta, analiza esta cuestión que puede llegar a ser muy interesante sobre todo para defenderse de acusaciones ajenas o para probar en sede judicial, en un momento determinado, cualquier situación que creamos injusta.

Respecto a las conversaciones ajenas, entendemos claro que no se pueden grabar, ya que incurriríamos en delito, y sólo cabrían con autorización judicial; pero, ¿es posible realizar grabaciones de conversaciones realizadas por persona interviniente en la misma?, sin duda hemos de decir que .

El Tribunal Supremo se ha pronunciado al respecto, señalando que la grabación que un particular haga de sus propias conversaciones, telefónicas o de otra índole, no suponen atentado o violación al secreto de las comunicaciones. Por eso hay que distinguir entre “grabar una conversación de otros y grabar una conversación con otros”.

La grabación en sí misma no sería constitutiva de ningún delito, cosa distinta sería el supuesto uso que se hiciera de la misma, que sí podría acarrearnos responsabilidades penales.

Respecto al uso que se haga de las conversaciones grabadas, también habría que distinguir, si se utiliza por ejemplo, como prueba en un juicio para defendernos cuando se es víctima de una denuncia falsa, en casos de violencia de género, o reclamaciones en materia de Derecho de Familia, etc…,en los que en principio, no habría problema; a la utilización de conversaciones privadas para su difusión en redes sociales, facebook, twitter, etc…, en las que podríamos vernos inmersos en responsabilidad penal por delitos como la intromisión ilegítima o ilícita en la intimidad, honor, propia imagen, o delito de revelación de secretos.

Por tanto, a la hora de realizar cualquier grabación de una conversación, sea por audio o vídeo, hay que tener muy en cuenta, a quién estamos grabando, qué se está grabando y muy importante, el uso que se le va a dar a esa grabación. Ante la duda, siempre debemos estar bien asesorados, así si éste es tu caso, no dudes en consultarnos.

Ana María Peralta Ibáñez, Abogada.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *